Club Balonmano Alarcos

logo-BM-trans-04

Alarcos, a seguir creciendo sin exceso de confianza

El Vestas Balonmano Alarcos está contento. Tres victorias en cuatro partidos de liga, ambientazo en el vestuario, piña en el equipo y un grupo de jugadores en crecimiento. Felicidad, pero ni euforia ni exceso de confianza. Este sábado hay una nueva final.

El equipo alarquista repite por segunda semana consecutiva en casa y con rival vasco. Y también con la misma filosofía que la semana anterior: hay que ganar sí o sí. El Amenabar Zarautz da el relevo a Trapagarán como visitante en el Quijote Arena amenazando el estado de felicidad de los ciudadrealeños.

Para analizar el partido, el entrenador, Javier Laguna y el portero Óscar Ruiz se trasladaron a La Vuelta, patrocinador que da de comer -y muy bien- a la familia alarquista para atender a los medios de comunicación que lo primero que querían saber era cómo llega el equipo a la cita del sábado. Laguna lo explicaba diciendo que “el equipo está bien, llevamos dos victorias consecutivas, tres de cuatro en los cuatro partidos disputados y tenemos buenas sensaciones. El equipo cada día va mejor, cada jornada se nota que estamos más conjuntados y eso se nota en la pista. Moralmente y en juego estamos bien”.

En el apartado de altas y bajas, se incorpora al equipo y podría disputar sus primeros minutos Navid Sayed mientras que Noelvis Robles y Alejandro Plaza son dudas.

En lo relativo al rival, el entrenador avisaba: “es un equipo que tradicionalmente no se nos ha dado bien, tiene jugadores con mucha experiencia en la categoría, recursos de sobra y es un equipo que está ya hecho desde hace muchos años y saben a lo que juegan”.

Por su parte, Óscar Ruiz, portero alarquista, decía que equipo lleva “toda la semana preparando el partido a conciencia porque sabemos que no va a ser fácil ya que Amenabar es un equipo que tradicionalmente no se nos ha dado bien y en general, en esta categoría todos los equipos te pueden dar un susto, por lo que hay que trabajar al máximo y no te puedes relajar con nadie. Estamos muy concentrados y con ganas de llevarnos los dos puntos. Queremos seguir en esta buena dinámica que está el equipo”.

Eso sí, también quiso destacar el gran ambiente reinante en el grupo. “Desde el primer día -decía-, a pesar de tener muchos jugadores nuevos, hemos hecho una piña con muy buen ambiente de trabajo, nos llevamos todos muy bien, celebramos los triunfos juntos y esa unidad se nota sobre todo en los momentos difíciles cuando aprietan los partidos se nota que no hay egos y es todo trabajo y humildad. Todos queremos sacar lo mejor de nosotros mismos, llevarnos la victoria y trabajar a muerte para conseguir nuestro objetivo”.

Además se mostraba orgulloso y encantado de compartir portería con su amigo Adrián del que dice estar aprendiendo mucho.”Con Adri desde el primer día me llevo genial, quedamos en nuestro tiempo libre, yo le considero un amigo y además el hecho que tengo la misma edad que yo es un plus porque al final me va a ayudar a progresar mucho ya que aunque sea joven como yo tiene sobrada experiencia y es un portero sensacional. Él sabe que le admiro y da gusto trabajar con gente así porque siempre me aconseja. Tener un buen ambiente en portería es esencial. Al final el puesto en la portería es muy psicológico, sabemos que en todos los partidos no vamos a estar al 100% y cuando no esté uno va a estar el otro y aunque haya una competitividad sana entre nosotros siempre queremos dar lo mejor y cuando uno juega bien nos felicitamos e intentando aportar lo mejor al equipo los dos”.

Con esas buenas sensaciones, llega la siguiente final al Quijote Arena, el sábado 24 desde las 18:30 horas y se podrá ver por el streaming por las redes sociales del club ciudadrealeño.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.