Club Balonmano Alarcos

logo-BM-trans-04

El Quijote Arena sigue inexpugnable

El Vestas Balonmano Alarcos de Ciudad Real continúa invicto en el Quijote Arena tras vencer al Handbol Bordils en un choque en el que fue de menos a más y que terminó ganando de cuatro goles con cierta tranquilidad en los minutos finales gracias a una buena segunda mitad tras empezar con muchas dudas.

Zarpazos en una y otra área sin demasiado acierto en ninguna de las dos, fue la nota dominante en el arranque del partido. Las defensas no eran capaces de frenar las acometidas rivales y todo quedaba en manos de los porteros que hacían lo que podían, pero no era suficiente ni para unos ni para otros. Así que la igualdad dominaba en el marcador, como en el 3-3 del minuto 7.

Con esa relación de dar y recibir sin tener que pagar el peaje de una defensa dura, llegaban los goles en una y otra portería sin que ningún equipo fuera capaz de poner tierra de por medio, el empate era constante hasta que Bordils, jugando con mucha movilidad en la primera línea, logró el 6-8 del minuto 12 que obligaba a Javier Márquez a parar el partido. Alarcos no estaba defendiendo y eso es mucho decir para el equipo de Ciudad Real. Pero no funcionó, un 0-2 de salida tras el tiempo muerto local, dio a los catalanes un 6-10 ya demasiado incómodo en el minuto 15.

Con el paso de los minutos se hacia más evidente que Alacos no estaba centrado en el partido. A los de casa les costaba mucho hacer gol y recibía los de los visitantes con demasiada facilidad por lo que la distancia de cuatro goles a favor de los catalanes se asentó en el marcador. El equipo de casa tenía que remar contra corriente. Y como tocaba, se hizo. Poco a poco la defensa se fue acoplando y ganando en intensidad lo que permitió a Koko (Kostas Kostanidis) tocar balones bajo palos haciendo que las distancias bajaran hasta el 11-13 del minuto 25.

Y como la cosa estaba funcionando algo mejor, llegó el empate. Lo consiguió Carles Asensio enel minuto 28 poniendo el 13-13 en el marcador. Y con empate, tras tres goles seguidos de Asensio (el último en una espectacular colgada), se llegó al descanso con un Alarcos creciendo y un Bordils que parecía empezar a necesitar más oxígeno que su rival.

La segunda mitad comenzó como la primera, con ventaja alarquista en el marcador que por primera vez en el choque llegó a ser de más de un gol con el 17-15 del minuto 32.

Aún asi, el Alarcos no estaba fino. Y el Bordils no se dejaba lleva, lógicamente, así que el partido no se rompia aunque parecía que en cualquier momento lo iba a hacer.

Y llegó de la mano del que estaba siendo el mejor jugador del partido, un Carles Asensio que se adueñó de los seis metros en su zona y en la rival para poner el 20-16 que ponía el partido de cara para los ciudadrealeños, eso sí a falta de 20 minutos para el final.

Claro, que Bordils, queda dicho, nose dejaba llevar y peleaba cada balón para mantenerse en partido, aprovechando cualquier bajón de nivel del juego del rival para acercarse en el marcador como en el 21-19 del minuto 45.

No solo no lograba despegarse en el luminoso el Alarcos, sino que el equipo visitante iba limando diferencias a cada minuto para provocar el tiempo muerto del entrenador alarquista en el minuto 48 con un inquietante 22-21 en el marcador.

El desenlace se preveía apretado y eso que en un arreón de raza, los de casa consiguieron meterse en los últimos cinco minutos con tres goles de ventaja. Con ese escenario por delante, el entrenador de Bordils paró el juego para intentar sacar algo positivo de su visita al Quijote Arena.

No era una empresa fácil y de hecho, ni llegaron a incomodar a un Alarcos que sigue invicto en el Quijote Arena tras terminar imponiéndose 28-24 para afrontar ahora dos partidos seguidos fuera de casa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.