Club Balonmano Alarcos

OTRA VICTORIA MÁS EN EL QUIJOTE ARENA Copia

Crónica: Raúl Fernández

Foto: Carlos Díaz

El Vestas Alarcos sigue sumando. Dos puntos más en su casillero logró este sábado en el Quijote Arena, que le consolidan en las primeras posiciones y ya con la segunda fase en el grupo de ascenso casi asegurada. Ganó con problemas a un Cajasur de Córdoba, en una primera mitad muy igualada y con muchas imprecisiones. Se enchufó mejor el equipo alarquista en la segunda, en la que abrió el marcador y estuvo más sólido para llevarse el duelo por 30-26, con un gran Óscar Ruiz en la portería, el MVP del encuentro. Un triunfo más en Ciudad Real para los locales, invictos en casa y que siguen mirando con optimismo hacia lo que resta de curso.

Con pocos goles comenzó el partido, fruto de las imprecisiones en los ataques y en los lanzamientos de uno y otro. Además, el Alarcos acusó un poco dos exclusiones tempraneras. Todo ello junto llevó el encuentro a un empate a tres goles en el minuto 10, igualdad máxima y poco ritmo en la pista.

Dos goles de ventaja pudo coger entonces el equipo de Ciudad Real (5-3), en la que fue su mayor ventaja en la primera mitad, aunque reaccionó pronto el Cajasur con un 0-3 de parcial que le colocó por primera vez por delante en el marcador. Seguía frío el duelo en el Quijote.

Con más aciertos en las ofensivas, entrando en liza los lanzamientos de Frank Cordiés y Álex Plaza, también continuó el equilibrio en el resultado (8-8, min. 19 y 10-10, 23′). Sí es verdad que algo cambió en los últimos cinco minutos, el ritmo se incrementó en este tramo final del primer tiempo, con golazos en una y otra portería, además de buenas paradas de Óscar Ruiz en contras rivales. Ese toma y daca acabó con el descanso, al que se llegó con ventaja mínima de los alarquistas por 16-15.

Con un gol del meta Óscar Ruiz desde su portería arrancó la segunda parte. Salió más enchufado el Alarcos, con más intensidad, y pronto alcanzó su máxima ventaja hasta entonces, merced a dos goles desde el extremo de Manu Díaz y otro desde su campo de Jota Serrano. Hasta los cuatro arriba se fueron los de Jesús Herrero en los primeros cinco minutos (20-16). El entrenador del Córdoba se vio obligado a pedir tiempo muerto.

Ese parón frenó el ritmo a los locales y el rival lo aprovechó para colocarse a uno, con un 0-3 favorable. Volvió así a igualarse el choque tras los mejores momentos del Alarcos, que pronto logró recuperar esa buena versión para irse de nuevo en el electrónico y entrar en los últimos nueve minutos con ese +4 (27-23).

Esa diferencia fue ya una losa grande para el Córdoba, que no pudo poner más en aprietos a los ciudarrealeños. El Alarcos mantuvo esa diferencia para terminar imponiéndose por 30-26. Un triunfo más en su casillero que le consolida en las primeras posiciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.